Barcelona ha sido víctima de la Tacañería


Tacañería. Hace dos temporadas, para ahorrarse medio millón de euros no ficharon Asensio para el Barça B. Parece un hecho menor, pero en esto está explicado todo. Dejaron marchar Alves, Pedro y Thiago y llevaron Digno y un montón de suplentes. Se creyeron que mientras tuvieran Messi todo seguiría funcionando.

Y ahora, si ganaran en Madrid, mirarían -por poder reincidir en la tacañería y seguir ligados al secretario técnico equivocado- de convencernos de que el nuevo entrenador está encantado para la próxima temporada con Alcácer y los otros suplentes y que ya se 'apañado, seguro.

Ir tirando, este es el panorama que nos espera. Un presidente osado y con ganas de darle la vuelta todo de manera interesante, la primera cosa que haría sería vender Neymar. Y fichar al entrenador del Tottenham (sí, por periquito que sea).