Sergio Ramos jugará el Clásico Español



Otro desafío para Sergio Ramos. El central del Real Madrid vuelve al Camp Nou, donde fue expulsado en el último clásico del mes de abril, cuando Real Madrid venció 2-1 al Barcelona.

Nada indica que se le pueda ver el sábado en el centro del campo, tal como ocurrió en 2013 cuando Carlo Ancelotti lo situó en esa posición en el Camp Nou ante la sorpresa general. Tanto le haría a Sergio Ramos porque lo que quiere el central del Madrid es jugar, allí o donde sea. Al capitán blanco le van estos desafíos, en el que se siente tan especial que solo disputarles el límite, incluso por encima de lo que marca la ley.

Sábado jugará su partido 490 con el Madrid. Lo hará gracias a no haber visto la quinta amarilla ante el Sporting, un partido en el que Zidane decidió sustituir el central el minuto 72 para asegurarse su presencia este sábado en el Derbi Español.

Ramos es el jugador más expulsado en la historia del Madrid, con 21 tarjetas rojas.

No jugó el derbi contra el Atlético pese a que su regreso después de lesionarse con 'la Roja' estaba preparado para este día. Ante Albania, Ramos sufrió un esguince de grado II en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda.

Después de 40 días de baja, la cita era el partido frente al equipo de Simeone, pero Ramos estuvo en el banquillo. Se dijo que jugador y técnico habían pactado finalmente que fuera suplente. Después de volver al equipo ante el Sporting de Portugal, la fecha que tenía en rojo el central era la del 3 de diciembre. Así se lo confirmó a Iniesta cuando el azulgrana escribió en Twitter sus buenas sensaciones en su recuperación. «Entonces nos vemos en el clásico. Ojalá podamos estar los dos », escribió Ramos. En la conversación se metió Piqué. «Entonces estaremos todos. Que gane el mejor », apuntó el central catalán.